Dudas

La cosmética natural cada vez tiene más adeptas, pero aunque pueda parecer muy actual, se remonta a la antigüedad. Egipcios, griegos y romanos ya cultivaban la belleza y el cuidado del cuerpo. En la Edad Media el uso de cosméticos tuvo un declive importante y fué posteriormente en el Renacimiento cuando vuelve a cobrar protagonismo.
La comercialización de la primera pastilla de jabón data de 1884. Ya en el siglo XX la cosmética natural sigue avanzando y también las grandes compañías, productos nuevos y elementos derivados de la investigación científica. 
En pleno siglo XXI, las nuevas generaciones reclaman mayor contacto con la naturaleza y su preservación, una verdadera cosmética natural, con productos respetuosos con el medio ambiente, sin sufrimiento animal y con materia prima ecológica.
Abrimos esta sección para ofrecerte conocimientos y seguir con nuestra premisa de transparencia. Sin información no se puede elegir. A continuación exponemos las dudas más comunes. Al final de la página podrás exponernos tus dudas, a las que daremos respuesta y publicaremos en esta sección.

¿QUIÉN COMPRA LOS PRODUCTOS KHORALI?

Es cierto, la mayoría de clientas de Khorali son las mujeres, no lo vamos negar, pero nuestros productos se crearon y están pensados para todos los géneros, sin distinción alguna.

Nuestras tres líneas: limpieza, hidratación y tratamiento se formularon para satisfacer las necesidades de todas la pieles: seca, mixta, sensible, rosacea... Sus activos seboreguladores permiten que las pieles más secas adquieran jugosidad y luz, sin tirantez ni picores y las pieles con tendencia grasa verán equilibrado el exceso de sebo.

DIFERENCIA ENTRE COSMÉTICA NATURAL, ORGÁNICA I VEGANA

Vamos a poner un poco de orden. ¿No os parece? Hay demasiados términos y ya sabéis que nos encanta que tengas información para que sepas qué escoger.
Por cosmética natural se entiende toda aquella que contiene algún activo de procedencia vegetal o animal. Ojo, algún activo sin especificar cantidad ni porcentaje. Prácticamente podríamos decir que toda cosmética es natural, puesto que, aunque sólo haya un sólo activo de las procedencias mencionadas, se la denomina natural. De ahí que todas las marcas convencionales, ante el auje de una una demanda cada vez mayor de un tipo de cosmética más natural, añadan en su etiquetaje la coletilla "natural". De ahí la importancia de leer bien el INCI y comprobar que ciertamente en su composición predominan más cantidad de activos naturales que artificiales.
La cosmética orgánica, ecológica o BIO, depende del país adquiere una denominación u otra, asegura que en su formulación no hay componentes artificiales. No sólo eso, la cosmética orgánica garantiza que gran parte de sus activos son de procedencia ecológica y que todo el proceso, desde la materia prima, los procesos de elaboración hasta los envíos y envoltorios, se hacen con respeto al medio ambiente. Puede o no ser cosmética vegana, dependiendo de si en sus activos hay algunos con procedencia animal (cera de abejas, leche de cabra...)
Por último, la cosmética vegana garantiza que en sus ingredientes no hay ninguno de origen animal.

¿CÓMO SÉ QUE ESTOY COMPRANDO COSMÉTICA ORGÁNICA DE CALIDAD?

Lo de etiquetar como natural a los cosméticos ya sabemos que prácticamente todas las marcas pueden hacerlo, puesto que en todas las formulaciones habrá un componente que sea de origen vegetal o animal. Pero esto no es suficiente para saber si es cosmética orgánica de calidad. Debes fijarte en lo siguiente:
- El listado de ingredientes (INCI) de sus productos debe ser claro y en su totalidad. En KHORALI no sólo te ofrecemos este listado, sinó que lo podrás entender a la perfección puesto que está traducido al castellano. Sin trampa ni cartón. Es más, podrás consultar las cualidades de todos y cada uno de los activos en nuestra sección MATERIA PRIMA.
- El orden en los ingredientes. Por normativa, los ingredientes de una fórmula se han de redactar de mayor a menor cantidad. Si la marca comercial presume que su cosmético lleva aceite de argán pero en el listado de ingredientes te aparece en penúltimo lugar, ya puedes suponer que es puro marketing y que la cantidad empleada es ínfima. Los primeros lugares de honor en la lista de ingredientes suelen ser los hidrolatos, gel de aloe vera, seguidos de los extractos y activos específicos y acabando con los aceites esenciales y conservantes.
- El precio del producto. Sí, amiga...la cosmética orgánica no es barata en su precio, así es que desconfía de las marcas que te están vendiendo una crema orgánica a 6€. También es cierto que si bien el precio puede parecer elevado, el cosmético orgánico va a beneficiar infinitamente a tu piel, recuerda que es cosmética de calidad, y vas a necesitar muy poca cantidad de producto. Así es que, haz números.

COSMÉTICA Y EMBARAZO

Te cuidas habitualmente, comes sano, haces deporte, utilizas productos cosméticos, que por cierto te encantan y...te quedas embaraza. Te empiezan a asaltar las dudas de si ese aceite corporal que taaaanto te gusta ponerte después de la ducha puedes seguir utilizándolo, si la crema facial será la adecuada, algo has oído que algunos aceites esenciales no son beneficiosos, pero tampoco estás demasiado segura de cuáles son los cosméticos que puedes ponerte.
Como norma general, decirte que la mayoría de cosméticos son aptos para embarazas y en período de lactancia. Un cosmético por si sólo, no es capaz de penetrar en las capas más profundas de la piel y mucho menos en el torrente sanguíneo.
Sí es cierto que deberás evitar algunos ingredientes porque podrían causarte reacciones alérgicas y estando embaraza es más difícil su tratamiento por la limitación de medicamentos a tomar. Las substancias que deberías evitar son:
- El retinol o vitamina A.
- Algunos aceites esenciales considerados irritantes como los cítricos, canela salvia, orégano, clavo, geranio, mentol o ruda. Al menos durante los primeros meses.
- Ácido salicílico y glicólico: nos encantan como peeling para limpiar la piel y desintoxicarla, pero precaución durante el embarazo y la lactancia. Tanto uno como otro pueden ocasionar reacción en la piel y ser transportados en la sangre hasta la placenta.
- La cafeína como activo cosmético. Suelen estar en cremas de contorno de ojos y en productos anticelulíticos.
¿Cuál sería la mejor rutina de cuidados? Pues llanamente..., la que ya seguías teniendo en cuenta los activos anteriores. Cuida tu piel limpiándola día y noche, hidrátala, emplea aceites corporales para masajear tu barriguita y mantenerla elástica. En definitiva, no dejes de mimarte y presume de embarazo.

¿POR QUÉ KHORALI NO PRESUME DE CRUELTY FREE?

Ahora está muy de moda añadir slogans tipo "cruelty free", "sin daño animal"...y aquella marca comercial que no lo hace, corre el riesgo que las consumidoras piensen que es una marca bajo sospecha de experimentar con animales.
¡Que no te engañen! Es más sencillo que todo esto. Khorali no presumirá de cruelty free por una sencilla razón: desde 2013 en Europa ESTÁ PROHIBIDO experimentar con animales, ni el cosmético final, ni ninguno de los activos que componen la fórmula. Ningún cosmético testado en animales o con ingredientes testados en ellos se puede poner en venta en Europa.
En Khorali creemos firmemente que es absurdo y engañoso presumir de algo que por ley está prohibido. No ha posibilidad de elección. Simplemente (y afortunadamente), no se puede.
Nos gusta presumir de los Sí. Sí activos orgánicos, sí en alta concentración, sí para todos los géneros, sí envíos respetuosos con el medio ambiente, sí transparentes en información.

PARABENOS Y CONSERVANTES, ¿SON SINÓNIMOS?

Desde hace un tipo venimos oyendo el término parabeno, nos lo presentan como algo muy muy malo y sin saber mucho porqué, decidimos que no queremos productos con parabenos. Bien, veamos que son los parabenos y cuanto de malos son para nuestra piel.
Para empezar, cualquier producto cosmético requiere de un conservante para evitar que se deteriore y pierda cualidades. Si has experimentado la cosmética casera, sabrás perfectamente que cualquier emulsión en la que te hayas quedado corta de conservante, al cabo de 7-10 días es visible la presencia de moho. Y esto seguro que no lo querrías para una crema por la que has pagado x euros. Ninguna marca comercial se podría permitir este error.
Los parabenos están presentes en gran cantidad de cosméticos, en baja concentración, porque aquí también hay normativa. De hecho, la Agencia Española del Medicamento se encarga de que ningún producto cosmético que esté en el mercado sea nocivo para la salud. 
Si una marca cosmética decide no emplear parabenos, ha de emplear otro conservante para preservar su eficacia y durabilidad. Las consumidoras están protegidas. Ahora bien, que un producto sea inocuo para un porcentaje de consumidoras no resta que en casos concretos puedan aparecer reacciones adversas. Eso puede pasar con el mejor cosmético orgánico y suele ser principalmente por algún aceite esencial o algún activo derivado de la miel o de los frutos secos, por poner algunos ejemplos.
En cosmética orgánica se suelen emplear conservantes eficaces.  Los encontrarás en el INCI como Sodium Benzoate, Potasium Sorbate, Sorbic Acid o Citric Acid, entre otros.
A partir de un estudio que se publicó sobre los parabenos, muchas marcas comerciales por defecto decidieron retirarlos de sus formulaciones y especificarlo en su etiquetaje, con lo que a la consumidora le da la falsa información que cualquier otro cosmético que sí los lleve, es nocivo, cuando desde los laboratorios aseguran que no son perjudiciales. El reclamo "sin parabenos" ha hecho daño a la industria cosmética. Los productos sin parabenos no son mejores ni peores que los que no los llevan. 
Hay una gran cantidad de parabenos y meterlos a todos en el mismo saco es engañar y crear confusión a las consumidoras. Algunos se consideran alérgenos, pero eso también ocurre con muchos aceites esenciales. Otros son alcoholes como el phenoxyetanol, de gran poder bactericida, inocuo porque se emplea en dosis muy muy bajas y con gran seguridad para la consumidora, otros necesitan de gran concentración y como efecto secundario pueden ser comodogénicos (obstrucción de poros). 
Amiga, en Khorali defendemos una cosmética orgánica de calidad, pero por favor, no te unas a movimientos sin tener información.Si la formulación de tu cosmético es enteramente con activos naturales y tan sólo hay presente un parabeno, uno de los más comunes el phenoxyetanol, por favor...no dudes en seguir poniéndotelo. Es 100% seguro. Es más el beneficio que hará en tu cosmético que prescindir de él.
Como consumidora, sólo has de tener clara un dato en cuestión de seguridad: todo producto elaborado bajo estándares de laboratorio, etiquetado y en venta por canales oficiales ha pasado por todos los controles sanitarios.

ACEITES VEGETALES Y ACEITES ESENCIALES

Frecuentemente se confunden estos dos componentes. Los dos aportan innumerables beneficios pero sus características y usos son diferentes y es importante tenerlo en cuenta.
Un aceite vegetal se obtiene por presión en frío de una planta que contenga fruto, semilla o nuez con alto componente lípido (graso).Se utiliza como base de todas las emulsiones, para diluir unas gotas de aceite esencial y obtener un preciado sérum, como aliño en comidas y preparación de éstas, para masajes corporales...
El aceite esencial se extrae por destilación de una planta o parte de ella. La parte líquida que se extrae es el hidrolato y la parte lípida es el aceite esencial. Es altamente concentrado y hay que ser prudente en su uso, ya que a pesar de ser de origen natural, algunos de ellos son muy irritantes. Jamás los utilices directamente en tu piel sin antes haberlos diluído en un aceite vegetal. Las propiedades que tienen son infinitas y son ampliamente utilizados en aromaterapia y en cosmética orgánica, ya sea por sus beneficios como para aportar aroma.

LOS MEJORES ANTIOXIDANTES PARA LA PIEL Y PARA QUÉ SIRVEN

El estrés oxidativo provoca cerca del 60% del envejecimiento cutáneo. Una muy buena manera de prevenirlo es, entre otras, utilizar cosméticos con antioxidantes. Su función es clara: proteger de los radicales libres y por consiguiente de una piel con arrugas, aportando además mucha luz, y difuminando manchas.
¿Sabes qué son los radicales libres?
Son moléculas inestables químicamente que buscan estabilizarse robando electrones a moléculas sanas. La molécula dañada por el radical libre se queda sin electrón y termina oxidándose. Un exceso de moléculas dañadas da lugar a manchas, falta de tono, arrugas y poca luminosidad. Para contrarestar este daño es importante aportar antioxidantes a la piel, ya que la función de éstos es precisamente reparar las células dañadas.
El antioxidante más conocido es la vitamina C, y es bueno que sepas que hay diferentes categorías, siendo una de las más estables el Ascorbyl Methylsilanol Pectinate frente al ácido ascórbico de muy fácil oxidación. Este dato es importante que lo tengas en cuenta a la hora de elegir un sérum de vitaminas. La vitamina C va a aportar luminosidad a tu piel además de unificar el tono. 
Otros antioxidantes que deberías incluir en tus cosméticos son el resveratrol por su capacidad de proteger de los rayos UVB, la vitamina E capaz de activar la producción de colágeno, el extracto de arándano que fortalecerá la piel contra los signos de enrojecimiento, debido a sus propiedades calmantes y aumentará las defensas ambientales de la piel en presencia de luz UVA. La vitamina A o retinol es otro potente antioxidante capaz de renovar las células muertas. Su alternativa vegetal y muy eficaz es el bakuchiol, extraído de las semillas de babchi , originaria del Himalaya, sin efecto irritante ni fotosensibilizante.
Evidentemente exponerse al sol con precaución, llevar una alimentación sana, seguir una rutina de cuidados faciales y dormir un mínimo de 6-7 horas va a beneficiar a tu piel notablemente.
Comparte tus dudas y entre todas ampliamos conocimientos. Escríbenos a hola@khorali.com