DO IT YOURSELF: exfoliante de manteca de karité.

DO IT YOURSELF: exfoliante de manteca de karité.

La siguiente receta de cosmética natural es de muy fácil elaboración. Los ingredientes son fáciles de encontrar en la mayoría de herboristerias o en tiendas online de activos cosméticos. Si necesitas cualquier información no dudes en escribirnos a hola@khorali.com

Para tu tranquilidad te diremos que antes de publicar esta receta la hemos elaborado, la hemos probado y es tanto lo que nos gusta que queremos compartirla con todas vosotras. Todo y que lo correcto es mostrar las cantidades en gr o ml, este dato lo facilitaremos expresándolo en medidas más cercanas, pensando en aquellas personas que no disponéis de balanza de precisión cosmética y facilitando al máximo su elaboración. Toma nota.

INGREDIENTES Y PREPARACIÓN

- 1 cucharada de manteca de karité sin refinar (si no soportas su olor, opta por la refinada). A nosotras nos encanta el olor original de los componentes pero es cierto que impacta.

- 1 cucharadita de tu aceite vegetal preferido: argán, jojoba, albaricoque, comino...

- 1/2 cucharadita del elemento exfoliante que prefieras. Te damos opciones: azúcar de coco, panela, semillas de amapola, bambú en polvo... La cantidad que te indicamos es orientativa y dependerá del grado de exfoliación que prefieras. Tú elijes.

- Unas gotas de zumo de limón.

Mezcla todos los ingredientes en el mismo orden que exponemos hasta conseguir que la mezcla esté bien emulsionada. Te llevará muy poco tiempo.

APLICACIÓN

Limpia tu cara con agua y jabón. Aplica la mascarilla exfoliante y masajea con la punta de los dedos por toda la zona. Insiste en barbilla, nariz y frente. Tú, más que nadie, conoces tu piel, si padeces de rosácea, evita la exfoliación en mejillas y zonas más sensibles. Deja actuar entre 10-15 minutos y enjuaga con agua fría. Seca sin frotar. Aplica tónico empapado en un algodón y acaba con unas gotas de tu aceite preferido. No es necesario nada más.

Si consideras que la cantidad elaborada es demasiada, la próxima vez emplea la mitad de los ingredientes. Si por el contrario prefieres tener disponible cierta cantidad, puedes preparar la mezcla de manteca de karité, aceite y el activo exfoliante y a la hora de utilizarla tan sólo añadir las gotas de zumo de limón. A la mezcla de karité + aceite + exfoliante no es necesario añadirle ningún tipo de conservante puesto que no se ha añadido agua. Recuerda no añadir el zumo de limón hasta justo el momento de utilizarla.

Apta para todas las pieles.

¡Esperamos que esta receta se convierta en un básico en tu cuidado facial!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados